PARTICIPAR EN LOS ÓRGANOS MUNICIPALES DE TODOS LOS CIUDADANOS

El día 20 de junio publicamos un comunicado titulado “Encrucijada en El Escorial” que explicaba la decisión que habíamos tomado en la Asamblea de Unidas El Escorial. Con este escrito, queremos aclarar los hechos y los motivos. 

El novedoso resultado producido en las elecciones locales de 26 de Mayo solo contemplaba 2 posibilidades de gobierno estable:

  1. Gobierno de las 3 derechas: PP(6) – C’s (1) – Vox (2): 9 votos sobre 17, mayoría absoluta 
  2. Gobierno alternativo de PSOE (5) – Unidas El Escorial (3), dependiente del voto de C’s . Este voto podía inclinar la balanza hacia una de las 2 opciones. 

De esta manera, teniendo en cuenta los datos de alianzas establecidas hasta esa fecha en otras latitudes y las opiniones de sus líderes nacionales y autonómicos, solo la primera (el gobierno de las 3 derechas) tenía todas las posibilidades de gobernar de forma estable en El Escorial.

Dado que éramos la 3ª fuerza política, desde Unidas El Escorial asumimos discretamente un papel secundario. Estimamos que le correspondía al PSOE (5 concejales) definir la estrategia de dialogar con la representante de C’s para poder formar un gobierno alternativo progresista. Durante este tiempo nos reunimos un par de veces con el PSOE y nos informaron única y exclusivamente de sus avances en la negociación con C’s. En ningún momento se dignaron a hablar de un acuerdo con nosotros. Demostraron sus intenciones cuando nos instaron a firmar un documento «leonino» de apoyo, sin ningún compromiso ni acuerdo programático previo, que implicaba decir SÍ a lo que ellos y C’s decidieran unilateralmente. Decidimos no firmar ese documento prepotente porque nos anulaba como fuerza y seríamos comparsas sin capacidad política alguna.

Por otro lado, teníamos la esperanza de que se lograra un PACTO PSOE/C’S. Habríamos estado a la altura, a pesar del desprecio demostrado, de cualquier posibilidad de tener un gobierno progresista con nuestra participación para los próximos 4 años.

En esta situación permanecimos hasta 1 día antes de la Investidura, cuando supimos que el PSOE había fracasado en su estrategia de negociación. No era posible un gobierno alternativo por la negativa de C’s de apoyarnos. Al ver que no podíamos sumar, decidimos en Asamblea votar nuestra propia candidatura en el pleno de Investidura por respeto y coherencia con nuestros votantes.

En el Pleno de Investidura, Antonio Vicente salió proclamado Alcalde, no por mayoría absoluta de votos, sino por ser el partido más votado por los ciudadanos. Por tanto, sin alianzas previas de gobierno con nadie. En el Pleno, el Alcalde sorprendió a todos proclamando que él no tenía intención de gobernar con el apoyo de los 3 partidos de derechas. Que gobernarían en solitario, que buscarían apoyos puntuales tanto de izquierdas como de derechas y que hablaría con todas las fuerzas políticas.

Después del Pleno, el Alcalde nos manifestó su voluntad de abrir un camino que garantizase la gobernabilidad (9 votos contra 8). Implicaba pactar con ellos un gobierno de coalición, entrando en el mismo con concejalías delegadas. Explicó que los motivos de su decisión se debían a nuestro comportamiento en la legislatura anterior, el cual calificó de excelente, por nuestro trabajo constante, de dureza y exigencia con ellos, pero sereno y respetuoso con todos.

La Asamblea de Unidas El Escorial decidió NO aceptar esta propuesta. No sabíamos qué propuestas de nuestro programa se iban a implementar ni el grado de cumplimiento. Queríamos ser coherentes con el mandato de los ciudadanos. Además pensábamos que a ese gobierno «transversal» debería unirse el PSOE.

Ante la intención del Alcalde de reunirnos otra vez con él, Unidas El Escorial decidió, tras un amplio debate, hacer una propuesta de participación en órganos municipales: Mancomunidad de Servicios Sociales, Comisiones, EMV, Consorcios etc. y también en la Junta de Gobierno, con 2 puestos, con el fin de controlar la labor ejecutiva del Gobierno (del Alcalde y sus concejales delegados) y para que las propuestas de nuestro programa pudieran ir al Pleno.

Por la transparencia que nos caracteriza, decidimos sacar el comunicado titulado “Encrucijada en El Escorial”

Esto son los hechos. Pasando al análisis político y al compromiso que adquirimos con nuestros votantes y ciudadanos en general, manifestamos:

  1. Que si mantener el frentismo «derecha-izquierda» como bloques ideológicos irreconciliables puede que tenga alguna virtualidad en el ámbito nacional, no lo tiene tanto a nivel municipal. Aquí la gestión tiene que ser transversal, deben ser dominantes las propuestas ciudadanas, la buena gestión y el hacer diario. Consideramos muy importante el control político y administrativo de las tareas del equipo gobernante, para evitar el nepotismo, el clientelismo, el privilegio en los concursos y las prácticas potencialmente delictivas o irregulares….. Esta tarea hay que hacerla en los órganos establecidos para ello, como es la Junta de Gobierno Local y en otros órganos de decisiones.
  2. Que resulta impropio que unos representantes municipales, elegidos por la ciudadanía para eso, se resistan a participar y además acusen a otros de hacerlo, en los órganos que son de TODOS y para todos. Entendemos que estos órganos no deben ser copados por el equipo ganador de las elecciones. Debemos aprovecharlos para lo que esperan de nosotros los ciudadanos, que se controle la acción del gobierno. Hay muchas acciones que no llegan a Pleno y otras que ya están ejecutadas cuando se hacen públicas las actas. Desde la oposición no se puede ser eficaz. Además desde éstos órganos podemos facilitar la implementación de algunas de nuestras propuestas programáticas, convenciendo al PP de su beneficio para los ciudadanos, dada su voluntad explícita de apertura.
  3. Que resulta muy ilustrativo que el PSOE, que presume de responsabilidad, por ser la segunda fuerza, monte una campaña en redes contra otro, con menos responsabilidad, Unidas El Escorial, por participar en órganos municipales de TODOS. Que se entienda como «traición» y se tache de vergonzoso llegar a acuerdos con el partido ganador, el PP, por ser de derechas, y que por otro lado no se tenga ningún reparo en negociar un gobierno de coalición y alcaldía incluida con un partido minoritario, C’s, también de derechas. Y además dando por hecho que Unidas El Escorial les apoyase a cambio de nada.
  4. Que no se puede criminalizar a nadie por evitar enfrentamiento, buscar entendimiento y conseguir mejorar el bienestar de los ciudadanos, acusándoles de buscar una dieta o un salario. Que esas personas han sido votadas para que desempeñen esa labor, que no es otra que trabajar para los ciudadanos. Todo trabajo requiere dedicación y remuneración, es un razonamiento lógico, fuera de toda discusión. Y es chocante, puesto que Unidas El Escorial es el único partido que lleva en su programa electoral no cobrar más de 2 veces el SMI. Los ataques por ese lado, son de una simpleza y populismo fácil y abyecto, que hacen muchísimo daño personal, cuando ya no se tienen argumentos.
  5. Que no se entiende que, después del reconocimiento y elogio, por parte del PSOE, de la primera corporación municipal después de la dictadura, donde los partidos de la oposición estaban integrados en órganos municipales colegiados inclusive Junta de Gobierno, ahora, se haga escándalo cínico si Unidas El Escorial y el PP hacen lo mismo. ¿Por qué entonces sí era bueno y ahora no? Tantas contradicciones nos hacen pensar que hay un afán destructivo.

Para finalizar: Dejemos a los ciudadanos, en el transitar de estos 4 años, evaluar los resultados de esta apuesta por un Escorial mejor, de progreso, más digno y comprensivo. Que tenga en cuenta a sus gentes plurales, sin dejar a nadie en la cuneta. Y, al menos, que lo dicho aquí, sirva para un debate sano, sin acritud, y menos falso del que se está intentando crear, para beneficio de aquellos que lo han propiciado y mantenido, con intenciones espurias.

El Escorial
2 de julio de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *